Errores comunes cuando ajustamos el termostato del aire o calefacción

//Errores comunes cuando ajustamos el termostato del aire o calefacción

Errores comunes cuando ajustamos el termostato del aire o calefacción

Secretos del funcionamiento de tus equipos de climatización

Vamos a desvelar alguna actuaciones que hacemos todos y no sirven para nada

Casi todos hemos caído alguna vez en la pregunta de como regular la temperatura de nuestros equipo de climatización para obtener el mejor consumo de energía, pero caemos en errores comunes a la hora de regular el termostato de frío o calor.

Por ejemplo llegamos de la calle a una habitación que está muy fría y por tanto encendemos la calefacción actuando sobre el termostato. ¿En cuantos grados ponemos el mando? En 30º C o en el final de la escala que tengamos, para que se caliente antes lógicamente.

Pues no, no es lógico, porque por muy rápido que queramos que se caliente va a tardar los mismo que si ponemos una temperatura más lógica, como 22ºC por ejemplo, ya que si alcanzara los 30ºC tampoco lo soportaríamos.

La explicación es muy sencilla. Puesto que las instalaciones se dimensionan para alcanzar unos estandares de confort que viene reglejados en el RITE (Reglamento de instalaciones térmicas en la edificación, por el que establecen las condiciones para alcanzar el confort térmico de las personas), por mucho que demandemos temperatura, nunca se alcanzará poco más de la temperatura de confort puesto que la instalación no está dimensionada para ello. Por lo que lo más lógico sería poner de primeras la temperatura de confort para que el termostato actúe parando el sistema a la temperatura deseada, o sea, colocando 21ºC, tardará lo mismo en alcanzarlos que poniendo 30ºC con la diferencia que a los 21ºC, corta el sistema y se mantiene a esa temperatura, pero si ponemos los 30ºC posiblemente la instalación alcanzará los 24ºC, ya que siempre se sobredimensionan algo y tendremos calor de más, lo que supone un derroche innecesario y posiblemente abrir alguna ventana para contrarestar el exceso de temperatura. Si no nos hemos acordado de bajar el termostato antes porque siempre existe una inercia térmica, que hace, que aunque paremos la calefacción, la temperatura seguirá subiendo un poco mas durante un rato.

 aire-acondicionado-casas

Los mismo lo podemos extrapolar a la inversa con los sistemas de frío. Llegamos de la calle con el calor y ponemos el mando del aparato de aire a 15ºC, que será la mínima temperatura que nos permite, con lo que se repite la misma canción, sino nos acordamos de subirlo a los 24ºC aproximadamente, si la temperatura llega a bajar a 20ºC, nos quedaremos helados, además que no es beneficioso para la salud puesto que la diferencia máxima de tempertura entre dos zonas no debe superar los 12 o 14 ºC como máximo, para que no afecte al organismo. Sin embargo si inicialmente demandamos 24ºC por ejemplo, cuando se alcance la temperatura el termostato enviará la orden de parada al equipo y cuando esta temperatura vuelva a subir 1ºC, de nuevo enviará la orden de ponerse en marcha para compensar la variación. 

El funcionamiento ideal de los equipos de aire y sistemas en general para obtener el máximo rendimiento se produce funcionando a media potencia y permaneciendo en marcha de forma constante y lineal, evitando picos de arranque y perdidas de calor por chimenea, en el caso de las calderas, es por esto que todos los equipos tienden al sistema inverter que mantiene la potencia de forma constante modulando el compresor o el quemador en cada caso.

Si tu sistema de frío o calor es diferente o te queda alguna duda, estamos dispuestos a solucionar tu duda o problema que surja.

Fuentes imágenes: Pixabay

Por |2017-05-22T07:49:20+00:00mayo 22nd, 2017|Consejos del hogar|0 Comentarios

Deja tu comentario